Cómo negociar a través de la web sin frustrarte

Uno de los elementos que sigue manteniéndose a pesar de la revolución digital es la negociación. Esta podría hacerse un poco más difícil, debido a que hay una pantalla de por medio entre el cliente y nosotros. Sin embargo, a continuación te diremos cómo negociar a través de la web sin frustrarte.

Cómo negociar a través de la web sin frustrarte

Si negociar cara a cara nunca ha sido fácil, imagínate hacerlo en estos tiempos de pandemia, en los cuales deberás lidiar con caídas de internet y una fría pantalla de por medio. Sin embargo, como todo en la vida, hay esperanza y por ello te ofrecemos algunos consejos para negociar a través de la web sin frustrarte. En primer lugar, deberás tomar en cuenta que una negociación consiste en una discusión entre dos partes para poder llegar a un acuerdo en función de sus intereses mutuos.

El arte de la negociación es una de las cualidades que todos los vendedores deben tener para poder evolucionar en sus carreras. A través de una buena negociación podrás obtener mayor cantidad de clientes, negociar salarios más altos o lograr acuerdos que te permitan hacerte viral en las redes, por ejemplo. Sin embargo, muchos negocios continúan luchando con la falta de confianza y la falta de claridad a la hora de exponerles sus objetivos a la contraparte.

Consejos para negociar a través de la web sin frustrarte

Antes de empezar a negociar a través de la web te recomendamos que tengas identificado lo que deseas. De igual forma, trata de siempre colocarte en los zapatos de la persona con la cual estás negociando. Uno de los errores más comunes a la hora de establecer acuerdos es analizar y pensar todo desde el “yo”. Recuerda que a la contraparte (cliente, empleado, etc), solamente le importa su versión de los hechos. Suena cruel y despiadado, pero pensarlo así te dará mejores resultados.

Algo que puedes hacer para negociar a través de la web sin frustrarte es el llamado BATNA, cuyas siglas en inglés significan Mejor Alternativa al Negocio Realizado. Aquí podrás ofrecer la alternativa con la mayor cantidad de ventajas que estás dispuesto a otorgar. Esto te permitirá colocar un límite tanto para ti, como para la otra persona en caso de que la reunión te esté llevando hacia otro lugar y pudieses ser manipulado.

También deberás identificar una posición óptima de negociación y una totalmente desventajosa. Esto te permite no rozar los extremos y lograr un buen acuerdo al finalizar la reunión. También debes distinguir entre las posiciones y los intereses, tanto tuyos como de la contraparte. Ten a mano una serie de preguntas clave que te permitirán conocer más a la persona con la cual estás lidiando.

El lenguaje corporal así como el tono de voz siguen siendo importantes

¿Qué opinarías si te llaman por Zoom a negociar y lo único que ves mientras hablas es un matero o una pared? ¿Te gustaría lograr un acuerdo con alguien que está en franelilla en su casa? Probablemente, no. Y es que el lenguaje corporal, el ambiente y el tono de voz siguen siendo de suma importancia para negociar a través de la web sin frustrarte. Te sugerimos:

  • Buscar un lugar silencioso en donde puedas plantear lo que necesitas sin interrupciones.
  • Vestirte de forma agradable, como si estuvieras en persona.
  • Tener un estudio u oficina dentro de tu casa para dar una mayor sensación de profesionalismo.
  • Usar un tono agradable de voz
  • Sonreír cuando estés explicando algo
  • Tratar de imitar las posiciones de tu interlocutor sin ser demasiado obvio, para generar empatía.
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

×